Pieza del mes de febrero. Lebrillo.

01/02/2018

Como cada mes, destacamos una de las piezas del museo para profundizar en su estudio y dar a conocer al visitante toda nuestra colección. En este mes de enero hemos seleccionado un lebrillo de Granada.

Pieza del mes de febrero. Lebrillo.

Esta pieza responde a las características típicas de la cerámica  de Fajalauza, denominación que toma por una de las puertas del Albaicín granadino (hoy conocida también como Puerta del Collado de los Almendros) en la que se congregaban, a menos desde 1517, primera fecha documentada, la mayoría de los alfares.

La cerámica de Fajalauza es una loza popular que repite modelos antiguos, como los caracolillos o la sencilla granada en el centro, pintados en verde o azulado sobre fondo vidriado de color lechoso, que la caracterizan. Este tipo de cerámica fue siempre conocida por los habitantes de la ciudad, constituyendo los enseres básicos de su vida doméstica. Es por ello que los modelos son variados, desde platos a jarras pasando por tazones y cantarillos. Desde los años 60 del pasado siglo, el uso habitual de esta cerámica en los hogares se vio desplazado por la introducción de los objetos de vidrio y plástico y  este tipo de loza popular granadina quedó relegada a la industria turística,  comenzando entonces a repetir modelos y  aumentando la adulteración tanto en la realización de las piezas como en su decoración.

La pieza que nos ocupa es un lebrillo, un modelo de fuente, de grandes dimensiones, utilizado habitualmente para lavar la ropa.