Pieza del mes de enero. Calentador de cama

02/01/2018

Como cada mes, destacamos una de las piezas del museo para profundizar en su estudio y dar a conocer al visitante toda nuestra colección. En este mes de enero hemos seleccionado un calentador de cama.

Pieza del mes de enero. Calentador de cama

Antes de que se generalizasen los sistemas de calefacción en los hogares prácticamente la única estancia con fuente de calor era la cocina, lugar en el que se hacía gran parte de la vida.

Los  dormitorios eran habitaciones frías durante las noches de invierno por lo que la presencia de  calentadores de cama, de distintos tipos,  fue habitual en toda la Península como un enser doméstico más.  Esta pieza, conocida como tumbillo, tombilla o tumbilla, consta de un pequeño recipiente de hierro, a  modo de braserillo,  donde se colocan rescoldos, que está colgando de un bastidor rectangular de madera. Gracias a la estructura elevada que permitía dejar aislado el braserillo de la ropa de cama, la tumbilla podía introducirse entre las sábanas y mitigar así la sensación de frío y humedad al acostarse.

 

“En los meses frioleros, se tapa hasta el brasero”