Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Noticias

La Universidad Autónoma de Madrid inviste doctores ‘honoris causa’ a Sir Fraser Stoddart y al maestro Joaquín Achúcarro

17/05/2018

La Universidad Autónoma de Madrid ha investido hoy 17 de mayo doctores honoris causa a Sir Fraser Stoddart y al maestro Joaquín Achúcarro, en un acto solemne presidido por el rector Rafael Garesse que se celebró en la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM.

Sir Fraser Stoddart, el rector Rafael Garesse y el maestro Joaquín Achúcarro
Sir Fraser Stoddart, el rector Rafael Garesse y el maestro Joaquín Achúcarro

El rector Rafael Garesse estuvo acompañado en la mesa presidencial por Manuel Pizarro, presidente del Consejo Social de la UAM; Margarita Alfaro, vicerrectora de Relaciones Institucionales, Responsabilidad Social y Cultura; Carmela Calés, vicerrectora de Internacionalización; y Antonio Perdices, secretario general de la UAM. Los decanos de la Facultad de Ciencias, José Mª Carrascosa, y de la Facultad de Filosofía y Letras, Patricia Martínez, –áreas de conocimiento que promovieron las candidaturas–, acompañaron a los doctorandos y a sus padrinos, Tomás Torres y Begoña Lolo, durante el acto de investidura.

Entre los invitados se encontraban presentes, entre otras personalidades destacadas, Emma Jiménez, esposa del maestro Joaquín Achúcarro, junto a sus hijos; Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex director de la UNESCO; José Manuel Torralba, director General de Universidades y Enseñanzas Artísticas Superiores; José Luis García del Busto, secretario general de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; Ana Guijarro, directora del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid; y Oriol Roch, director general de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, así como amigos y familiares de los investidos y académicos de la universidad.

Sir Fraser Stoddart fue apadrinado por Tomás Torres, catedrático de Química Orgánica de la UAM. Premio Nobel de Química en 2016, el profesor Stoddart ha contribuido con sus investigaciones al desarrollo de máquinas moleculares, lo que le ha valido innumerables reconocimientos y galardones.

En su discurso, Sir Fraser Stoddart destacó el “gran honor” que suponía recibir esta distinción por parte de la Universidad Autónoma de Madrid e hizo un elogio de los científicos españoles. “Estar en España me proporciona siempre un placer inexpresable; en esta ocasión, rindiendo homenaje y agradecimiento a los científicos españoles, con quienes he mantenido contacto y colaborado en las tres últimas décadas, y con los muchos jóvenes científicos con talento de infinidad de lugares de España que han sido alumnos e investigadores posdoctorales de mi grupo de investigación. ¡Marcaron una diferencia monumental!”, precisó. Posteriormente, narró los orígenes su experiencia vital y profesional y concluyó con unas palabras a favor de la interdisciplinariedad. “El conjunto de mi experiencia me indica que los cambios de lugar y la mezcla de culturas favorecen el flujo de los jugos creativos. La diversidad engendra diversidad”. “Lo repito: la ciencia es global y no hay vuelta atrás; los científicos de todo el mundo vivimos en una aldea global”, destacó.

El maestro Joaquín Achúcarro, que fue apadrinado por la catedrática de Historia de la Música de la Universidad Autónoma de Madrid y directora del Centro Superior de Investigación y Promoción de la Música (CSIPM-UAM) Begoña Lolo, ha colaborado como solista con más de 200 orquestas por todo el mundo y ha compartido escenario con directores del prestigio de Zubin Mehta, Claudio Abbado y Simon Rattle.

Sus palabras, cargadas de emoción, comenzaron con una narración de los orígenes de su carrera como intérprete, en los que sus allegados le daban consejo: “Todos los que me dijeron lo difícil que es, no tenían ni idea de lo difícil que es”, bromeó. En su intervención definió a la universidad como “la caja fuerte donde se guardan los conocimientos trabajosamente adquiridos” y aprovechó el momento para felicitar públicamente a su esposa, Emma, ya que se cumplían 58 de su boda el 17 de mayo de 1960. Al término de su discurso dio las claves de lo que es un maestro: “Maestro es aquel que te abre una ventana sobre un bello paisaje cuya existencia ignoras y que te despierta el deseo de explorar”, manifestó.

Tras la investidura, el rector Rafael Garesse se dirigió a los nuevos doctores honoris causa antes de clausurar la ceremonia. De ellos dijo: “Ambos han contribuido a mostrarnos algunas de las páginas más fascinantes de la vida, páginas diferentes, pero llenas de belleza. La belleza de la química, con el arte de construir moléculas que nos ayudan a comprender cómo funcionan las máquinas moleculares, auténticos motores de las células y de los organismos. Y la belleza de la música, un arte supremo que expresa como ninguno los sentimientos del alma. Química y música, aparentemente tan distantes, pero hoy unidas en este acto de la mano de Sir Fraser Stoddart y del maestro Joaquín Achúcarro”. Al término de su discurso, el rector expresó cómo esta institución, que ahora cumple 50 años, ha evolucionado respondiendo al ritmo que la situación social y económica ha demandado, manteniendo su compromiso con la sociedad, con la generación y transmisión de conocimiento y orientada a la mejora continua de sus funciones básicas: la docencia, la investigación, la innovación y la responsabilidad social.