Noticias

El proyecto MICROAIRPOLAR inicia su participación en la XXXI Campaña Antártica Española

23/02/2018
Un investigador toma muestras, al lado de un agujero abierto en el hielo en la Antártida. Un investigador toma muestras, al lado de un agujero abierto en el hielo en la Antártida. | Imagen: Ana Justel

Un grupo multidisciplinar de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), liderado por Ana Justel y Antonio Quesada, emprenderán una expedición científica que permitirá estudiar la capacidad de dispersión y colonización de los microorganismos en la Antártida.

El pasado 18 de febrero, parte del equipo del proyecto MICROAIRPOLAR zarpó desde Punta Arenas (Chile) a bordo del Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides, rumbo a la Antártida. Tras varios días de navegación a través del Mar de Hoces (Paso de Drake), con las aguas tradicionalmente consideradas por los navegantes como las más tormentosas del planeta, desembarcarán en la Península Byers (Isla Livingston del archipiélago de las Shetland del Sur, Antártida).

Allí, los investigadores desarrollarán su actividad científica durante los meses de febrero y marzo, emplazados en el Refugio Internacional Byers, campamento y base estacional de carácter internacional que mantiene el equipo logístico de la Base Antártica Española Juan Carlos I

La Península Byers está catalogada dentro del Tratado Antártico como área de especial protección científica (ASPA 126) por sus destacados valores ambientales, biológicos e históricos. Destacan su diversidad biológica, la variedad de ecosistemas terrestres y lacustres que pueden encontrarse a lo largo de su superficie, y la geología y geomorfología del terreno.

En este enclave de alto valor ecológico y natural, los científicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Agencia Estatal Meteorología (AEMET) estudiarán la capacidad de dispersión de los microorganismos en las zonas polares, donde el cambio climático está propiciando procesos de deglaciación que favorecen la aparición de nuevas superficies colonizables en zonas que han estado cubiertas de hielo durante miles de años.

“La primera etapa de colonización de nuevos ambientes debe estar mediada por el transporte aéreo, que ha sido identificado como una fuente importante de entrada de ‘materia biológica’ en localizaciones remotas”, explica Ana Justel, investigadora de la UAM y codirectora de la expedición.

“En condiciones ambientales apropiadas, los nuevos organismos pueden llegar a formar complejas comunidades o tapetes microbianos, que alojan la mayor parte de los organismos antárticos no marinos. Estos tapetes de microorganismos conforman los ecosistemas más abundantes y diversos de las zonas polares no marinas”, agrega Antonio Quesada, también investigador de la UAM y codirector del proyecto.

 

Captura y estudio de microorganismos

 

Durante esta campaña los científicos utilizarán colectores de aire y harán un muestreo exhaustivo de los suelos a lo largo de toda el área disponible, con el objetivo de conocer la diversidad de microorganismos asentados.

En el laboratorio del Refugio Internacional Byers y en los laboratorios de la UAM, realizarán estudios de viabilidad de los aeronavegantes en condiciones ambientales propias de la Antártida. El equipo en el terreno lo forman Ana Justel, Antonio Quesada, David Velázquez y Pablo Almela.

“La identificación de los microorganismos encontrados en los muestreos de campo se realizará mediante modernas técnicas de secuenciación masiva del material genético –explica Ana Justel–. La utilización de complejos programas de modelización atmosférica y el diseño de nuevos algoritmos de clasificación para big data permitirá construir un mapa de dispersión de aeronavegantes combinando las retrotrayectorias de las masas de aire con los propágulos capturados in-situ”.

 Explicar la capacidad de colonización de los aeronavegantes, teniendo en cuenta variables de índole físico, biológico y ambiental, es un problema complejo que requiere la participación de expertos de distintas disciplinas que abordarán conjuntamente el trabajo tecnológico, biológico, meteorológico y matemático. En este trabajo participarán, en latitudes menos extremas, Eugenio Rico,  Francisco Vasallo, Sergi González, Pablo Sanz, Alberto Luna, Julio Rodríguez, Marcela Svarc, Samuel Cirés  y Alicia Quirós.

El proyecto MICROAIRPOLAR está financiado por la Agencia Estatal de Investigación. Los interesados en seguir sus progresos científicos y conocer el día a día de la vida en el Campamento Byers, pueden hacerlo a través de la cuenta de Twitter @microairpolar.

 

Más cultura científica en UAM Gazette»