Universidad Autónoma de Madrid

Noticias

El Dark Energy Survey (DES) publica la medida más precisa jamás hecha de la estructura de la materia oscura en el universo

04/08/2017

Los resultados de esta investigación, fruto de la colaboración internacional de más de 400 científicos de 26 instituciones en siete países, confirman que la materia oscura y la energía oscura componen la mayor parte del cosmos. Investigadores españoles del CIEMAT, del Institut de Ciències de l'Espai (IEEC-CSIC), del Institut de Física d'Altes Energies (IFAE) y del Instituto de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid y el CSIC participan en este relevante trabajo científico.

Mapa de la materia oscura realizado por Chihway Chang, investigador colaborador del Dark Energy Survey
Mapa de la materia oscura realizado por Chihway Chang, investigador colaborador del Dark Energy Survey

“Imaginad plantar una semilla y ser capaces de predecir con gran precisión la altura exacta del árbol que crecerá a partir de ella. Ahora imaginad poder viajar hacia el futuro y hacer una fotografía que demuestre que vuestra predicción era correcta. Si tomamos la semilla como el universo primitivo, y el árbol como el universo actual, podemos hacernos una idea de lo que la colaboración Dark Energy Survey (DES) acaba de hacer”, ha manifestado el profesor Joshua Frieman, director del proyecto DES.  

Los resultados se han presentado el 3 de agosto en la reunión de la American Physical Society Division of Particles and Fields en Illinois, EE.UU. Investigadores de DES han expuesto los datos de la medida más precisa jamás hecha de la estructura a gran escala del universo actual, lo que permite comprender mejor la evolución del universo a lo largo de 14.000 millones de años. En España también se han expuesto los datos en el Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque, donde se ha celebrado una reunión internacional para discutir los últimos resultados en las medidas del cosmos y su interpretación teórica. Juan García-Bellido, investigador de la UAM, ha puntualizado que “en el proyecto DES, el Instituto de Física Teórica UAM-CSIC ha construido catálogos sintéticos para el estudio de errores sistemáticos y las matrices de covariancia”.

Estas medidas de la cantidad y distribución de materia oscura en el cosmos actual se han hecho con una precisión que, por primera vez, rivaliza con la de las medidas del universo primitivo hechas por la misión espacial Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA). El nuevo resultado del DES (el árbol, en la metáfora anterior) está cerca de las “predicciones” para el universo actual hechas a partir de las medidas de Planck del pasado lejano (la semilla). Lo más notable es que este resultado apoya la teoría de que el 26 por ciento del universo se compone de una forma misteriosa de materia, conocida como materia oscura, y que el espacio está lleno de una energía oscura, también invisible, que está causando la expansión acelerada del universo y que representa el 70 por ciento de su composición. La energía oscura, en su forma más simple, fue planteada como hipótesis por primera vez por Albert Einstein hace un siglo.

El instrumento principal de DES es la Dark Energy Camera que, con 570 megapíxeles, es una de las cámaras astronómicas más potentes existentes en la actualidad, capaz de capturar imágenes digitales de galaxias a ocho mil millones de años luz de la Tierra. La cámara se construyó y probó en Fermilab, el laboratorio principal del Dark Energy Survey, y el grupo español de la colaboración - España fue el primer grupo internacional en unirse a Estados Unidos para fundar el proyecto DES- contribuyó decisivamente a su construcción, ya que fue responsable del diseño, fabricación y verificación del sistema electrónico completo, así como del sistema de guiado del Telescopio. "Es un placer ver cómo empiezan a llegar los resultados de un proyecto en el que los grupos españoles nos involucramos hace ya 12 años, y al que hemos hecho contribuciones muy relevantes", ha declarado Ramón Miquel, investigador principal de DES en el IFAE en Barcelona.

Los investigadores de DES usan la cámara durante cinco años para estudiar un octavo del cielo con un detalle sin precedentes. El quinto año de observación comenzará a mediados de agosto, pero los resultados publicados ahora se basan únicamente en datos recogidos durante el primer año y cubren una trigésima parte del cielo.